miércoles, 23 de mayo de 2018

Libro. Lucrecia Arana.

Lucrecia Arana (1867-1927). Tiple-contralto de zarzuela, musa de artistas.
VVAA. Museo de la Rioja. Logroño, 2017. 144 págs.

El 150 aniversario del nacimiento de la gran dama de la zarzuela, la riojana Lucrecia Arana (Haro, La Rioja, 1867–Madrid, 1927), se celebró en Logroño con una lucida exposición (del 11–X al 27–XII, 2017), cuyo Catálogo reseñamos.

Forman la parte literaria del volumen cuatro artículos firmados por Joaquín Turina Gómez (“Lucrecia Arana, de profesión ruiseñora”); Lucrecia Ensenat Benlliure, bisnieta de la soprano (“La gran tiple-contralto de zarzuela, musa de artistas”); Joaquín Martín de Sagarmínaga (“La viejecita que se retiró joven”) y Francisco Javier Osés Sola (“Catálogo cronológico”).

Turina se ocupa de los primeros años de la cantante y de su rápida formación, propiciada por sus extraordinarios dones naturales. Lucrecia Ensenat, ha redactado una escueta, aunque documentada biografía de la cantante. Sagarmínaga analiza su voz a través de testimonios críticos de su época y destaca los grandes fragmentos que eran su carta de presentación. Osés, por último, ofrece un detallado, exhaustivo y documentado catálogo, algo más que la simple relación de fechas y obras habitual.

Completa el volumen una amplísima colección de ilustraciones (casi 150), además de una extensa bibliografía y discografía de la cantante. Redondea la publicación un CD con 14 ejemplos de los grandes éxitos de la soprano, obtenido a partir de antiguas grabaciones de discos de pizarra (de 1904 a 1914).

El libro, magníficamente presentado, es un brillante testimonio del homenaje a una gran cantante, dedicada prácticamente a la zarzuela, que estrenó más de 140 títulos y realizó una cincuentena de grabaciones. Y demás, ayudó a muchos cantantes jóvenes, gracias al Concurso de Canto que llevó su nombre y que se celebró desde 1930 hasta 2003, en el que fueron ganadoras cantantes como Ana María Iriarte, Teresa Berganza, María José Montiel y otras. J.P.M.

martes, 22 de mayo de 2018

La opinión de Daniel Bianco.




Tras la presentación de la Temporada 2018-10, y ante la situación extraordinaria del Teatro de la Zarzuela y su futuro (el de sus trabajadores, el de sus espectadores y el del propio género lírico), planteada por el Real Decreto que fusiona este coliseo con el Teatro Real, los asistentes que llenaban el patio de butacas y algunas otras localidades, deseaban conocer detalles de la situación.

Daniel Bianco, Director de la Zarzuela, a pesar de no haber tenido parte activa een el proceso, decidió expresar algunas opiniones sobre el particular y leyó un discurso comedido y sensato, sin descalificaciones hacia nadie, pero expresando su punto de vista sobre el tema con claridad meridiana. Por su interés lo reproducimos, agradeciendo al Sr. Bianco, no sólo su postura sino su ejemplar proceder y dando ejemplo de respeto a la opinión pública, en una actitud que quisiéramos habr visto en otros protagonistas del proceso.

Este fue el discurso.

Daniel Bianco durante la lectura de su discurso.

LA TEMPORADA 2018/2019 ESTÁ PRESENTADA…
Y ahora podría dar por finalizado mi discurso y contestar a las preguntas que me hagáis a propósito de la temporada, o seguir el discurso que todos esperáis sobre la nueva situación del teatro.


Ayer me decía a mí mismo; "si lo esperan, tengo que decir algo". Y una vez resuelto esto, veía tres posibilidades:

* Mentir a todo el mundo.
* Decir lo políticamente correcto y después morir de una subida de tensión, o
* Hacer un poco de historia y decir la verdad.


Pues voy a hacer algo de historia, porque la mentira tiene las patas cortas. Intercalaré en mi discurso historia, cifras e intenciones.
 

Estoy en el escenario de este teatro para el que he trabajado literalmente día y noche sin descanso, durante dos años y 7 meses. Porque mi vida es el teatro;K gané un concurso que requería la presentación de un proyecto, el mismo que he llevado a la realidad con éxito y aquí las cifras que así lo demuestran. Quiero resaltar tres datos muy importantes. En dos años y medio:
- Hemos bajado en nueve años la edad media del público.
- Hemos alcanzado un 88% de ocupación media.
- Hemos situado al teatro de la zarzuela en el mapa, ganando una cuota de visibilidad
notablemente superior a la de los últimos años.
- Hoy el teatro de la zarzuela es reconocible para muchos y ocupa un espacio en la ciudad y sus
gentes. Un ejemplo notable de ello es el concierto que hicimos el pasado domingo en la
Plaza Mayor, en el que hemos repetido el éxito del año anterior, superando los 8.000
espectadores.
-La zarzuela está viva.


Y doy estos datos porque creo que es un error pensar que el éxito sólo radica en las cifras
económicas, es más pienso que es inadmisible tratándose de la cultura.



Era aquel un concurso que cumplía estrictamente el código de buenas prácticas y
que yo pienso seguir aplicando porque lo aprendí en mi casa, porque me lo enseñaron mis
padres y porque como lo conozco de siempre no tengo miedo a las consecuencias que se
derivan de seguirlo. 


Ahora comienza una nueva aventura, que puede… espero… esperamos y “deseamos
fervientemente” que sea…”buena”. Y desde el uso de la palabra que me otorga la edad, la
experiencia y la soledad que siento hoy estando tan acompañado por todos vosotros, ruego que
sea “excelente”, que sea lo mejor para el teatro de la zarzuela, para sus trabajadores, para el
género, para la música de España y para el público, no nos olvidemos de ellos.
 

Es una aventura que quiere contar con un sistema jurídico útil para agilizar la gestión bajo el amparo de una fundación. Una fundación puede ser algo bueno. Son muchos los teatros que funcionan por medio de una fundación y cumplen un servicio público extraordinario, presentando espectáculos de la más alta calidad a un precio asequible para todos los públicos. El Teatre Lliure de Barcelona, el Teatro de la Abadía de Madrid o el Piccolo de Milán son sólo tres ejemplos de los muchos que podrían citarse. Pero no debemos olvidar el objetivo que hizo nacer y crecer este teatro de la
zarzuela durante tantas generaciones “salvaguardar el género y a sus intérpretes”. Para eso nació y creció el teatro de la zarzuela.


El teatro goza de buena salud… a esta fecha no hay ninguna deuda en nuestras cuentas, dos
temporadas realizadas… hoy presentamos la tercera… en fin, la circunstancia no puede ser
más feliz… Pero en la cabeza de muchos planea la incertidumbre, la incertidumbre “lógica” de una
situación nueva.


Y como yo no sé pasar de perfil ni aunque no quepa de frente, aprovecho la oportunidad para
dar las gracias y apoyar a los trabajadores con los que he convivido estos casi tres años, que
sé,-lo veo todos los días - que lo están pasando mal, es más... muy mal.


Habla un hombre que ha pasado durante 35 años por todos los departamentos que configuran un teatro, que he trabajado en todos los teatro del INAEM, además de bastantes años en el Teatro Real (desde su reapertura). Conozco muy bien las burocracias y trabas que hay que superar para obrar el milagro de subir un telón.


Así pues quiero manifestar mi rotunda solidaridad con todos los que aquí hacen posible que el telón se levante. Mi deseo en este momento no puede ser otro que el del diálogo: Siéntense, hablen, acuerden, pongan lo mejor de su parte para que todas las partes lleguen a entenderse, eso no puede ser más que bueno.


Este viaje que ha empezado ha sido discutible, e incluso “torpe” en la forma (porque sobre todo
se ha sido torpe conmigo), pero creo que puede llegar a ser interesante si desde ahora se hace bien, con otras maneras con luz de día y de cara. Porque creo en la segunda oportunidad. 


Mi intención es seguir luchando como he hecho siempre en todo lo que he emprendido, luchando por un proyecto que va más allá de los nombres propios. Un proyecto que es un género que es el patrimonio de todos.


Las ganas, el talante y la buena voluntad lo dirán, os prometo y lo digo con total sinceridad. Por mi parte cuentan con la mejor disposición y desde dentro o desde fuera “la zarzuela” su teatro y su gente tendrán en mi la gratitud y la lealtad hasta el final.


Estas palabras fueron recibidas, y agradecidas, por los asistentes con una especial ovación en la que se advertía no sólo el apoyo, sino el cariño y el agradecimiento al personaje.  J.P.M.


lunes, 21 de mayo de 2018

Libros: José Serrano. Biografía y Misa inédita.



José Serrano (1873-1941). Del músico popular al compositor desconocido. Missa de Glòria a tres veus  i cor. Una obra inédita.
Ramón Ahulló Hermano. Institució Alfons el Magnànim. Centre valencià d’estudis i d’investigació. Valencia, 2017. 320 págs. y 178 págs (con 56 de música), respectivamente.

Documentada biografía del músico valenciano (Sueca, 1873–Madrid, 1941), que el historiador y musicólogo suecano Ramón Ahulló articula en cuatro grandes partes, en las que se estudian sus orígenes y formación inicial, su época fértil, la recepción del público y la divulgación de  su catálogo. A ellas se añade un anexo con la lista cronológica de los estrenos de las obras líricas.

En el volumen, el autor presenta los datos personales de Serrano en su entorno social, económico y político. Es un trabajo muy documentado, gracias al manejo del archivo familiar del compositor. En este recorrido se intercalan estudios detallados de las grandes páginas músico-teatrales.

No falta, el análisis del estilo de José Serrano y sus trabajos para adaptarse a la evolución del género lírico español en su tiempo. Tampoco se obvia el conflicto que le enfrentó con la Sociedad de Autores Españoles, y que fue el causante de que una de sus obras más famosas, La canción del olvido, fuera estrenada en Valencia.

El volumen incluye numerosas ilustraciones musicales y un amplio detalle de la difusión (grabaciones discográficas) de la producción lírica.
 
El propio Ramón Ahulló es autor también de la edición y revisión de una obra desconocida del famoso zarzuelero. Una Misa de Gloria a tres voces y coro, obra inédita e insólita de la que no se conoce fecha de estreno, aunque se supone que se interpretó en Sueca hacia 1891. Se estructura en las cinco secciones tradicionales (con 11 fragmentos). Escrita para dos tenores, bajo, coro y gran orquesta, la edición incluye un amplio estudio de Ahulló Hermano, sobre su historia y fuentes, añadiendo el análisis del texto y el estructural de la música. El volumen está ilustrado con numerosos ejemplos musicales. Tan concienzudo trabajo puede ver comprometida su difusión al estar todo el trabajo analítico presentado sólo en valenciano. Y es lástima, porque la obra es muy interesante. J.P.M.

Teatro de la Zarzuela. Temporada 2018-19.

Daniel Bianco presentando la temporada.

Teatro de la Zarzuela. Temporada 2018-19.

·       El Teatro de la Zarzuela continúa con su amplia y plural oferta lírica.
·       Se mantienen los precios populares y descuentos habituales.
·       Los proyectos didácticos suponen casi la cuarta parte de la programación.
·       Crecen los Recitales del ambigú
·       Se mantienen los ciclos Teatro Musical de Cámara y el de Lied
·       Incremento del número de espectadores jóvenes.
·       Aumento de las funciones didácticas abiertas al público.

El pasado 17 de mayo, Daniel Bianco, Director del Teatro de la Zarzuela, de Madrid, presentó la nueva temporada del coliseo de la calle de Jovellanos, una temporada “llena de intenciones, deseos y sueños”. El objetivo marcado por Bianco es “tender la mano a todos los públicos” con  una programación plural que atraiga tanto al espectador habitual como a nuevos públicos.

La temporada, con un total de 158 espectáculos, dará comienzo el 11 de septiembre 2018 y terminará el 12 de julio de 2019, entrando de esta manera en el periodo veraniego, lo que dará ocasión a muchos de los turistas que nos visitan en verano, de contemplar un espectáculo lírico con el nivel de calidad que es norma en la Zarzuela.

lunes, 14 de mayo de 2018

La tabernera amarra.



La tabernera del puerto. Romance marinero en tres actos. Texto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw. Música de Pablo Sorozábal.
Intérpretes: S. Puértolas. R. González. V. Peña. A. Ódena. A. Gandía. R. Amoretti. P. Molina. A. Ruiz. A. García.
Equipo técnico y artístico: Director de escena: Mario Gas. Movimiento escénico: Aixa Guerra. Iluminación Vinicio Cheli. Vestuario: Franca Squarciapino. Escenografía: Ezio Frigerio (con Riccardo Massironi). Coro Titular del Teatro de la Zarzuela (Dtor. Antonio Fauró). Orquesta de la Comunidad de Madrid. Dirección musical: Josep Caballé-Domenech. Teatro de la Zarzuela, de Madrid, 10-05-2018.



Nadie discute que La tabernera del puerto es una de las grandes zarzuelas del repertorio, pero debo confesar que asistí a esta función con una sensación extraña, producto de la amarga y dolorosa situación por la que está pasando la zarzuela. No sé por qué, antes de comenzar la representación, me pareció que una sombra flotaba en el ambiente, una sombra que me llenaba de inquietud y desasosiego ante el futuro. El tiempo dirá, pero las perspectivas no son halagüeñas. En estas circunstancias comentar la representación se hace más difícil que en otras ocasiones. Tampoco sé si acierto o no, pero creo que los intérpretes tuvieron que hacer un esfuerzo suplementario, grande sin duda, para sobreponerse a los sucesos que les toca vivir y poner en pie la farsa teatral.

El espectáculo comenzó con la lectura de un manifiesto justificando la huelga, pidiendo perdón por las consecuencias, y reclamando el carácter público del teatro, con lo que ello significa.