martes, 12 de septiembre de 2017

Jornada de Zarzuela: ¿Descanso o muerte?


Cartel de las Jornadas de 2016, las últimas celebradas

Por estas fechas del año 2013 teníamos ocasión de asistir, en Cuenca, a la celebración de un gran acontecimiento relacionado con la zarzuela, organizado por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero, con la ayuda y colaboración de varias e importantes instituciones conquenses y madrileñas. Nos referimos a las Jornadas de Zarzuela.

Durante tres días, de viernes a domingo, la zarzuela se adueñaba de Cuenca y ofrecía a profesionales, expertos y público en general un amplio abanico de actividades: un importante número de conferencias y mesas redondas de corte musicológico; una exposición con materiales interesantísimos que no suelen estar al alcance del público, actividades para el público infantil y escolar, una feria a la que concurrían varias instituciones relacionadas con la zarzuela y representaciones teatrales y conciertos para el público general.

Las cuatro Jornadas abordaron la zarzuela desde distintos puntos de vista, como reflejan los títulos de cada una de ellas: 2013, Horizontes de la Zarzuela; 2014, Los oficios de la Zarzuela; 2015, El teatro del Arte; 2016, Jacinto Guerrero: Amores y amoríos. El capítulo de representaciones (que luego han sido llevadas al DVD) lo formaron El terrible Pérez (2914), El sapo enamorado y El corregidor y la molinera (2015), y El sobre verde (2016)

Pues bien, la noticia, la triste noticia es que este año de 2017 no habrá Jornadas de la Zarzuela. La causa es la socorrida crisis, es decir la falta de suficientes recursos financieros.

Es mala noticia, muy mala noticia, porque estas Jornadas, que llegarían en este 2017 a su quinta edición, habían calado en los profesionales, habían sido reconocidas por la prensa especializada, estaban revitalizando ciertos aspectos del género, tenían un reconocimiento internacional (especialmente en países sudamericanos) y, lo que nos parece más importante, estaban consideradas por los conquenses como algo propio.

Estas Jornadas, que tenían su continuidad en la publicación de los textos de las sesiones musicológicas, y la edición de las novedosas producciones teatrales, muy cuidadas en lo escénico y en lo instrumental, publicadas DVD,  y con una presencia relevante en la Red, no acudirán a la ciudad castellano-manchega este año.

Podríamos lamentarnos amargamente, despotricar contra quienes no ayudan a la zarzuela, al menos en la medida en que se ayuda a otras manifestaciones artísticas y culturales… Podríamos escribir  y comentar detalles, escuchar opiniones o darlas, plantear preguntas … Pero sólo haremos una: estas suspensión de las Jornadas de zarzuela, ¿son un descanso o un fallecimiento?.

Esperamos y deseamos que se trate sólo de un paréntesis y que al año que viene volvamos a estar en Cuenca tres días inmersos en el mundo de la zarzuela. La temática no se ha agotado, ni mucho menos, todavía no se ha tocado el tema de los libretistas o el de los intérpretes, columnas básicas del género, sigue estando vigente el problema de la renovación del público … En fin, trabajo no falta.  Creemos que tampoco falta en la Fundación Guerrero, y en las personas que, durante cuatro años, han dado cima a este singular proyecto, la intención de continuar la tarea. Estamos esperanzados pensando ya en el 2018.

El reto es duro, el trabajo complicado, los momentos de desánimo … pero la zarzuela merece este esfuerzo. ¡Hay que seguir adelante!  J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario