miércoles, 4 de octubre de 2017

Goyescas. Nueva grabación.



Enrique Granados. Goyescas, Crepúsculo. Jácara. Reverie-Improvisation. Intermedio y El pelele (de la ópera Goyescas). José Menor, piano. IBS Classical. IBS82017. CD.


Es de conocimiento público que Goyescas es una de las obras cumbres del piano romántico. Goyescas es música descriptiva más de sentimientos que de los cuadros del pintor zaragozano que la inspiraron; música que baila, que canta, que emociona, que induce a la meditación y al recogimiento. Esta suite, compuesta de seis fragmentos distribuidos en dos cuadernos, ha sido llevada al disco por muchos pianistas y el melómano interesado dispone de excelentes interpretaciones.

Nos llega una versión, grabada en el Auditorio Manuel de Falla, de Granada, en octubre del pasado año, del pianista catalán (Sabadell, 1977) José Menor, que a su labor como intérprete une la de compositor (ha escrito canciones, obras para orquesta, para grupos de cámara y para piano) y la de musicólogo, pues la lectura que nos ofrece se basa en el estudio analítico de las partituras originales, las ediciones publicadas disponibles, e incluso los rollos de pianola grabados por el propio compositor. En la información que acompaña al CD, el pianista explica, por ejemplo, las influencias wagnerianas de la escritura de Granados y otros detalles que seguramente no notarán quienes se limiten a escuchar su traducción sobre el teclado.  A título de ejemplo, reproducimos algunas frases de José Menor:

En mi opinión, Goyescas es un drama wagneriano, con la referencia clara de Tristan und Isolde. Al igual que Tristan se considera el inicio de la disolución de la tonalidad en la música clásica occidental, en Goyescas, desde mi punto de vista, Granados explora su propia disolución tonal llegando a un mundo no tonal, puramente modal. Es un trabajo magistral, donde usando los acordes de Tristan, y la ambigüedad que se crea con lo que sería, por darle un nombre, una “dominante frigia” (un acorde de séptima de dominante con la quinta rebajada, y en segunda inversión), Granados nos lleva progresivamente a un mundo harmónico cada vez más cromático a lo largo de la suite. A partir del momento de la muerte del Majo, la música ya no se puede analizar de manera “tonal” … Además de esto, la planificación formal en Goyescas, que a nivel temático es una suerte de “espejo”, que parte de la sección central de El amor y la muerte, realmente revelan la suite como una obra maestra de un gran compositor que claramente miraba al futuro.

Como decimos, las consecuencias de este estudio, no serán apreciables por la mayoría de los auditores. Lo que sí podrán advertir es la riqueza de la interpretación del pianista catalán: sus poderosos recursos, sus contrastes dinámicos, sus contrastes, su cantábile expresivo… Una interpretación vibrante, con carácter, rica y técnicamente perfecta.

El CD añade cinco piezas: Jácara, Reverie-Improvisation- y tres piezas de la ópera Goyescas: Intermezzo, El pelele y Crepúsculo, que es primera grabación mundial. Con estas músicas, muy relacionadas con el tono y el ambiente de la gran obra maestra de Granados, se completa un disco de generosa duración, pues ofrece algo más de 77 minutos de música sensacional.

José Prieto Marugán

No hay comentarios:

Publicar un comentario